HOME OFFICE PLAFINICADO Y ACOMPAÑADO
escritorio-guetto-post-home-officer

Date

Estamos viviendo en tiempos de distanciamiento social, una nueva realidad la cual fuimos, de repente, obligados a acostumbrarnos desde mediados de Marzo - madre mía cuanto hace!! Adaptarse es la palabra para 2020. Lo de estar en la oficina, charlar tomando un café con los compañeros ya no es una opción para mucha gente. Porque, cierto es que, poco a poco, muchas empresas fueran ya reincorporando personal, pero muchos siguen en home office.
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Si “adaptar” es la palabra clave, “crear hábitos” es la expresión predominante. Mantener una rutina desde casa es todo un desafío. Despertar, desayunar, cambiar la ropa, prepararte para trabajar, crear horarios, conciliar con la familia o los compañeros que compartan casa, no distraerte con el móvil, la tele, hacer ejercicios, mantener la concentración aunque los hijos jueguen o griten, las amigos canten, los vecinos hagan ruido, etc. Todo eso parece mucho y complicado – ¡y lo es! Además de que puede tornarse muy aburrido. Entonces, ¿qué podemos hacer? Ser muy disciplinados y sacar partido de todas las herramientas que están a nuestra disposición y que no son pocas – venga, seamos positivos.

Para empezar, podemos recordar que hay infinidades de apps para planear tu día y tus tareas. Esta el mismísimo calendario de tu smartphone o el Google Calendar, muy eficientes para lo que se preponen. Si lo que deseas es un empujoncito para crear nuevos hábitos, está el Habit, donde además de servir de agendas, podrás establecer recordatorios y metas por días, semanas o meses.

Para los que son de post-its hay el Evernote o Google Keep, apps de gestión de notas – llega de poner mil papelitos por la pantalla del ordenador. Si eres de los que le gusta o necesita calcular tu productividad, podría valerte el Toggl. Te ayudará a saber si estar cobrando bien por tu trabajo en función de las horas que dedicas, además de controlar los tiempos de entrega.

Para gestionar el trabajo, organizar tu tiempo y además poder coordinar con tus compañeros hay el Asana, Toodledo, TimeTree, Todoist, TickTick – todos disponibles para iOS y Android. Unas tienen más funcionalidades que otras, pero lo básico cumplen todas: hacer listas, guardar tareas y eventos, plazos de entregas con fecha de vencimiento, priorizar actividades y compartir tanto en el ámbito laboral como personal. 

Teniéndolo en cuenta que uno se siente algo solo a veces en este universo online y a la vez solitario en el hogar, LinkedIn lanzó una herramienta para conectar los usuarios. Puede que te sientas culpable usando el Instragram o Facebook durante el horario que has estipulado para producir. Peeeeeero, LinkedIn es una plataforma de trabajo y por lo cual, no estaría del todo mal usarla =) . Así como otras redes, esta creó una sesión de historias de hasta 20 segundos que, igual que las demás, podrás agregar foto, texto, stickers, gifs o videos y está disponible solo en la versión móvil. El objetivo es que desde casa, trabajadores y empresas puedan compartir conocimientos, crear contenido de calidad y trucos de forma divertida y útil. Recuerda que se quedan 24horas visibles, debe ser información del entorno profesional, todos pueden verlo y que contactos y seguidores pueden responderlo.

Y si nos permites terminar regalándote unos consejos para organizar tu agenda, allá van:

  • Anota las fechas límites de todos los proyectos, eventos, citas y actividades que tienes que realizar;
  • Crea lista de tareas para cada uno de ellos, así como de tus asuntos personales por día y por semana, como se fuesen metas;
  • Deja todo este contenido bien separado entre lo que es profesional y lo que es personal – te ayudará a rendir más. Y mejor si la laboral viene primero. Así, cuando la termines, lo demás será mucho más llevadero,
  • Haz una escala de prioridades y/o dificultad. Así sabrás lo que debes hacer primero o lo que te tardará más tiempo;
  • Determina la duración para todo lo que tengas de hacer. Sea la compra o sea un reporte, todo lleva su tiempo, y mejor si puedes usar no más de lo que tienes. Recuerda que si te pasas haciendo uno, restas del otro, y tu rendimiento ya no será el mismo. 

Y lo principal de todo eso: recuerdas que no estás solo. Somos millones pasando por lo mismo, teniendo que teletrabajar y conciliar. Y que animarte y mantenerse positivo solo depende de ti, pero hay mil herramientas que pueden ayudarte. Así que ánimos!!!! Y adelante, siempre. ¡Never Give Up!

More
articles